Diciembre 12, 2017

“La transformación digital dejó de ser una opción, es un requisito”

Hoy más que nunca el cambio es la única constante, haciendo que la digitalización sea un imperativo para las empresas. Ante este escenario, la Corporación de Fomento a la Producción (Corfo) creó el Comité de Transformación Digital (CTD), con el objetivo de impulsar, promover y facilitar la digitalización de actores públicos y privados en Chile.

“La transformación digital ya no es una opción, sino que es una necesidad para las empresas que quieran ser competitivas, y entregar productos y servicios a la altura de las exigencias de los consumidores”, enfatiza la directora ejecutiva del CTD, Aisén Etcheverry.

Este nuevo Comité —lanzado el 6 de septiembre en el Summit País Digital 2017, junto al vicepresidente ejecutivo de Corfo, Eduardo Bitran— también busca estandarizar e incorporar procesos eficientes en el uso de recursos, para facilitar la participación nacional en mercados globales.

Oportunidades para el mundo empresarial

Las tecnologías digitales permiten el desarrollo de procesos nuevos y eficaces. Tal como consigna Aisén: “estamos en la cuarta revolución industrial, la que tiene un impacto importante en muchas economías, por lo que debemos estar preparados y ser capaces de subirnos al carro”.

La transformación digital es indispensable para reducir costos de transacción, aumentando la productividad y competitividad de las organizaciones. “Es un proceso que busca cambiar completamente la forma en que trabajamos. Eso supone no sólo tecnología, sino que también una estrecha vinculación público-privada, un compromiso conjunto que hoy las empresas reconocen y valoran”, establece Etcheverry.

Partiendo de la base que todas las industrias pueden digitalizarse, el CTD investigó qué áreas podrían beneficiarse con mayor crecimiento, y los tres sectores que destacan son:

  1. Construcción: supondría una reducción de costo de un 20% en edificaciones. De ahí nace el Plan BIM (Building Information Modelling), que busca incrementar la productividad y sostenibilidad (social, económica y ambiental) de la industria, mediante la incorporación de procesos, metodologías de trabajo y tecnologías de información que faciliten y promuevan la modernización.
  2. Salud: conllevaría ahorros por $9.500 millones al año. Por eso, el CTD creó la línea de trabajo Salud + Desarrollo, programa orientado en impulsar el avance y mejorar la calidad del tratamiento. Se encuentra el proyecto Cuenta Médica Interoperable, que conectará la información de los pacientes a nivel nacional para que los doctores tengan acceso al historial médico completo, sin importar dónde hayan sido atendidos.
  3. Ciudades: reduciría en $275.000 el gasto anual por persona al 2025, en términos de energía, transporte, etc. Bajo este foco, nace Industrias Inteligentes, como un motor para la digitalización, contribuyendo a la eficiencia y valorización los sectores productivos (tradicionales y emergentes), a través de la coordinación entre la oferta tecnológica y la demanda.

“Chile ha tenido un importante desarrollo en los últimos años. A nivel de empresas, vemos que existe consenso en la necesidad de avanzar y en el rol que puede cumplir el Estado para promover estos procesos”, indica la directora ejecutiva del CTD.

Más que sólo tecnología: el factor humano

Aun así, la transformación digital es un proceso desafiante, donde converge la necesidad de infraestructura especializada, personas con conocimiento y hojas de ruta consensuadas. Para Aisén esto no pasa únicamente por hacer uso eficiente de la tecnología, sino que se debe:

  • Abordar un trabajo integral, que modifique la cultura organizacional.
  • Mantener la mente abierta, recibiendo opiniones expertas en la materia: “la experiencia es muy valiosa”, indica Aisén.
  • Fomentar la colaboración y el trabajo en equipo.

“Al tratarse de un proceso complejo, no podemos asumir que las organizaciones lo van a trabajar por sí solos, es por eso que con el Comité de Transformación Digital queremos apoyar a quienes estén dispuestos a abordar el desafío y transformarse”, explica Aisén. Si estás interesado en participar de las mesas de trabajo, puedes completar el formulario de contacto.

La creación de estos servicios —más competitivos y eficientes— combinado con la aplicación de estándares globales de uso masivo, permiten aprovechar la digitalización para mejorar los procesos productivos con innovación y desarrollo tecnológico, que permitan avanzar hacia una economía sustentable en el país.

Comparte los principales beneficios y desafíos que visualizas de la transformación digital en tu empresa.