Febrero 7, 2018

5 acciones sencillas para ser más sustentable con tu Pyme

Hoy, tener un impacto positivo en los ámbitos sociales y medioambientales es tan importante como el económico. Conoce aquí cómo abordarlo.

La sustentabilidad es cada vez más importante, sobre todo para las empresas ya que implica desarrollar su actividad haciendo uso eficiente de los recursos que dispone con un triple impacto positivo:

  • Económico
  • Social
  • Ambiental

En Comunidad Empresas conversamos con Carla Fuentes, directora de Comunicaciones y Comunidad de Empresas B en Chile, quien es categórica al asegurar que “la sustentabilidad es clave para las compañías que quieren subsistir dentro de los próximos cinco años”.

En ese sentido, explica que los negocios “ya no pueden enfocarse sólo en aumentar su rentabilidad a cualquier costo, sino que es muy importante que puedan y sepan medir sus impactos sociales y ambientales con la misma rigurosidad con que miden sus resultados financieros”.

Por lo demás, la sustentabilidad puede tener un efecto muy importante en el éxito de los emprendimientos, ya que se trata de cualidades que los consumidores buscan y premian. De hecho, según la encuesta IPSOS, el 68% de los encuestados optan por productos más amigables con el medio ambiente. Así, seguir este tipo de prácticas puede lograr fidelizar a los clientes, contribuyendo directamente a la rentabilidad de la Pyme.

¿Cómo ser una empresa más sustentable?

“En toda organización, independientemente de su tamaño o rubro, hay políticas y prácticas que se pueden implementar para ser más sostenibles. Desde el uso eficiente de los recursos como agua, energía o insumos, hasta tener un modelo de negocios en sí mismo que ayude a resolver algún problema social o ambiental”, explica Carla Fuentes de Empresas B.

Además, las Pymes tienen el beneficio de ser más flexibles y ágiles, por lo que están en una mejor posición para hacer cambios significativos. Por lo mismo, la toma de decisiones en un emprendimiento es mucho más directa e inmediata, por lo que adoptar compromisos hacia la sustentabilidad puede ser más sencillo.

Aquí te entregamos una lista de acciones fáciles de implementar que pueden encaminar a tu Pyme hacia la sustentabilidad:

1. Piensa antes de consumir

Comienza por analizar todo el uso de recursos en tu Pyme.

  • Mide el consumo de energía, luz, agua y combustible.
  • Revisa los procesos e identifica las áreas donde éste es mayor.
  • Identifica medidas para reducirlos.
  • Implementa y vuelve a medir los resultados.

2. Sólo imprime lo que sea imprescindible

Hoy en día la tecnología permite que cada vez sea menos necesario el papel. Muchas empresas han optado por reducir su consumo de papel, utilizar hojas recicladas, digitalizar documentos y hacer trámites online. Todas estas acciones no sólo evitan el papeleo innecesario, sino que además implican un ahorro de energía y recursos.

3. Cámbiate a baterías recargables

Se calcula que en Chile se consumen alrededor de 90 millones de pilas al año. Éstas dañan la salud cuando no son desechadas correctamente y son capaces de contaminar hasta 5 mil litros de agua. Por eso, la recomendación es reemplazar su uso por pilas recargables, que permiten que sean reutilizadas por mucho más tiempo y disponer de las que ya no sirven de manera segura.

4. Usa equipos eficientes

Los avances en la tecnología hacen que los equipos sean más eficientes en su uso de energía. Comparativamente, los aparatos electrónicos más antiguos consumen mucha más electricidad. ¿La solución? Fíjate en la etiqueta de eficiencia energética en refrigeradores y ampolletas. Ésta utiliza una escala de letras, desde la A hasta la G, desde los más eficientes hasta los menos eficientes.

5. Modifica tus hábitos

Un cambio en tus prácticas y los de tu equipo puede generar un gran impacto en la sostenibilidad. Toma nota de las siguientes recomendaciones.

  • Vístete acorde a la época. Así la climatización del lugar de trabajo no va a ser tan extremo.
  • Asegúrate de que la oficina tenga un aislamiento correcto, evitando las entradas de aire frío o las fugas de calor desde ventanas abiertas.
  • Reemplaza tus ampolletas tradicionales por LED, que implican un ahorro de consumo de electricidad entre un 40% y 90% y su vida útil es más del doble de una ampolleta tradicional.
  • Apaga las luces en las oficinas donde no haya nadie.

Si tienes más interés en tener un efecto positivo con tu Pyme, considera convertirte en una Empresa B: “Son compañías que tienen la sustentabilidad como foco muy relevante, porque asumen el compromiso de lograr ese triple impacto: económico, social y ambiental, donde el crecimiento va de la mano de los impactos positivos”, asegura Carla.

Para conocer más sobre qué son y cómo convertirte en una Empresa B, profundiza más AQUÍ .

¿Qué te parecen estos consejos? Suscríbete a nuestro newsletter para que siempre recibas contenido útil para tu Pyme.