Mayo 11, 2018

El Día de la Madre, ¡lo celebramos con mamás emprendedoras!

Inspírate con tres mujeres que han encontrado en sus hijos y en la maternidad la motivación para iniciar una aventura empresarial.

De acuerdo con la Quinta Encuesta de Microemprendimiento (V EME 2017), en nuestro país existen alrededor de 1.992.578 personas microemprendedoras. De esta muestra, el 39,2% corresponde a mujeres, quienes tienen una mayor prevalencia en el trabajo por cuenta propia (87,3%) que los hombres (80,3%), convirtiendo a Chile en uno de los países con mayor tasa de emprendimiento y nuevos negocios liderados por mujeres.

Para celebrar el Día de la Madre, en Comunidad Empresas de Entel destacamos algunos casos de éxito de mujeres ejemplares que han sabido compatibilizar la maternidad con el espíritu emprendedor. Revisa tres historias de esa experiencia:

Osos de peluche reciclados

“Mientras estaba con postnatal, mi bebé dormía mucho los primeros meses y mi esposo estaba todo el día en su trabajo, así que me dediqué a escribir todas las ideas que tenía en mente y pensé que era el momento de concretar algunas”, relata Mariela León (34), quien en 2016 dio comienzo a Memory Bears Chile, emprendimiento que transforma ropa usada en osos de peluche.

“Por lo general, los clientes me envían la ropa de sus recién nacidos, sus abuelos, papás fallecidos o también del primer día de clases de sus hijos”, agrega.

Ingeniera eléctrica de profesión, Mariela cuenta que continuar su proyecto no ha sido fácil, debido a que cumple varios roles en el día y trata de no descuidar ninguno, procurando dar el 100% como esposa, madre y emprendedora. “Confecciono los ositos desde las 23:00 horas aproximadamente y demoro dependiendo de la cantidad de encargos que tenga”, cuenta.

Asimismo, destaca que le encanta lo que hace, por considerar el trabajo manual como una terapia y sueña con algún día tener su propio taller. “Pienso en desarrollar más ideas. Me imagino ancianita sentada en una mecedora haciendo osos para el mundo”.

Desde su experiencia, Mariela recomienda a las mamás que quieran emprender que lo hagan con una idea que manejen y que les guste, a fin de disfrutar la experiencia de sentirse dueñas de su propio negocio. “Lo ideal es que no sea un trabajo, sino un pasatiempo. Eso hará que su emprendimiento sea un placer”, indica, aconsejando que “hay que ser responsables con los tiempos y fechas acordadas, porque la mejor publicidad es la que hacen los clientes conformes”.

Juguetes sensoriales para niños

Para Carolina Herrera (34), su emprendimiento surgió por la misma razón que muchos otros: necesidad. En su caso, se vio forzada a renunciar a su trabajo a raíz de las constantes neumonías que padeció Florencia, su hija de apenas un año, provocando que no pudiera asistir más a la sala cuna y requerir atención constante.

“Me enfrenté a una situación en la que debía ser madre a tiempo completo y aportar de alguna forma, así que se me ocurrió crear material educativo según las necesidades de niños, respetando sus tiempos de desarrollo”, comenta.

Aprovechando su trayectoria de una década como docente, en 2017 Carolina forjó Stimolarte, una Pyme dedicada a la elaboración y comercialización de juguetes sensoriales basados en la guía pedagógica Montessori, permitiéndole dedicar todo el tiempo necesario a su hija y realizarse laboralmente.

“Se suele pensar que una mamá deja de lado su desarrollo profesional si es que se queda en la casa, pero no es así. En término profesionales, nunca me había sentido tan completa”, indica Carolina, resaltando que aprende diaria y constantemente sobre educación, negocios y contabilidad.

Si bien, con Stimolarte Carolina señala que hace lo que más le gusta y que puede ser su propia jefa, también reconoce que ha tenido momentos de dulce y agraz, especialmente por la falta de tiempo por compartir el rol de madre y emprendedora. “A veces cuesta hacer ambas cosas al mismo tiempo, pero es muy gratificante. Hay que tener paciencia y aprovechar todos los espacios para aprender y adquirir nuevos conocimientos que te permitan ir creciendo”, destaca.

Ropa antibacterial para recién nacidos

BabyCu nació en Concepción a comienzos de 2016 de la mano de la diseñadora industrial Daniela Cartes (33), quien decidió desarrollar telas antimicrobianas para bebés de hasta 2 años con el objetivo de que ninguna mamá y papá viviera lo que a ella le tocó: su hijo Jonás nació con problemas inmunológicos que lo llevaron a padecer fuertes alergias y requirió cuidados intensos para evitar el contagio de bacterias.

Haciendo uso de cobre y zinc, minerales que entregan cualidades antimicóticas y regenerativas, Daniela se metió de lleno en la confección de todo tipo de ropa que puede requerir un recién nacido. Así, logró crear productos textiles de última tecnología que previenen y protegen de enfermedades infecciosas e inflamatorias con la certificación del Laboratorio de Investigación en Agentes Antibacterianos de la Universidad de Concepción (LIAA).

“Es un orgullo que expertos avalen nuestro trabajo e investigación”, comenta Daniela, añadiendo que “somos la única empresa de este tipo en Latinoamérica, lo que nos hace querer avanzar mucho”.

Actualmente, BabyCu cuenta con diversas distinciones, entre los que se incluyen la adjudicación del Programa Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Corfo en 2015, Mujeres empresarias (2016), Voucher Innovación Corfo 2016 Mujeres y Mineralízate de CodelcoLab (2016). “Emprender tiene mucho de resiliencia, de lucha por un sueño y mantenerse fiel a ese objetivo, pero es posible. Ser mamá hace que uno se enfoque mucho más en las acciones que desea realizar”, indica.

Y tú, ¿también eres una mamá emprendedora? Comenta tu experiencia registrándote gratis en Comunidad Empresas de Entel.