Abril 3, 2019

El Data Center aspecto clave en la disponibilidad de los servicios Cloud

Los centros de procesamiento de datos poseen una infraestructura adecuada para almacenar, proteger y transmitir la información de forma segura y sustentable.

Las empresas generan millones de datos diariamente, por lo que muchas de ellas están adoptando la tecnología de nube o cloud para almacenar documentos, archivos y tenerlos disponibles en todo momento y lugar. Un estudio del International Data Corporation (IDC), llamado Latin America Cloud Compliance Survey 2016-2017, indicó que Chile espera aumentar en un 60% su inversión en plataformas en la nube. A eso hay que sumar que, según información de la consultora Gartner, para el 2020 la mayoría de las cargas de trabajo en una empresa se distribuirán en las nubes debido al mayor uso de IaaS, (Infrastructure as a Service) SaaS (Software as a Service) y PaaS (Platform as a Service), que son las diferentes formas en que se puede adoptar esta tecnología según las necesidades de cada organización.

Si bien es cierto que proveedores de nubes como Amazon , Google y Microsoft ofrecen servicios muy confiables, no es poco frecuente que estos proveedores tengan interrupciones, y cuando suceden las empresas no logran tener acceso a las aplicaciones, servidores y lo que es más importante, sus datos.

Estas fallas resaltan un hecho clave que los ejecutivos de TI de las empresas no pueden pasar por alto: cada compañía es responsable de su propia protección de datos. Los acuerdos que se firman entre ambas partes son sólo para la disponibilidad de la red y la durabilidad de la infraestructura, no para los datos de los clientes y la disponibilidad de éstos.

Los datos caen bajo lo que se denomina modelo de responsabilidad compartida, donde cada proveedor de la nube tiene un modelo diferente. Por ejemplo, para Microsoft, afirman que cualquier uso local, de IaaS y de PaaS no incluye la responsabilidad de los datos por su parte. Sin embargo, Microsoft SaaS cubre el acceso a los datos, pero sólo durante un plazo máximo de sesenta días. Por lo tanto, las compañías que buscan mantener los datos disponibles y protegidos después de ese período deben encontrar otro método.

El objetivo de cada empresa es lograr que los procedimientos de administración y protección de datos estén bajo control, mediante la introducción de métodos inteligentes que mantendrán a su empresa activa. No es seguro usar el método “antiguo” de hacer copias de seguridad o proteger los datos una vez al día en la nube. El primer paso es garantizar que los datos estén disponibles, ya que se podrían perder millones de dólares en el tiempo de inactividad, oportunidades de negocios, falta de innovación y generar malas experiencias en los clientes. Las fallas en la nube, y de los proveedores de hosting, son la segunda razón más común de los problemas de los servicios en Tecnologías de la información, según indica Uptime Institute.

Data Center, el aliado perfecto

Es importante buscar alternativas que nos posibiliten tener los datos disponibles 24/7, una opción es el conocido como Centro de Procesamiento de Datos o “Data Center”, que consiste en un espacio físico climatizado para equipos informáticos, con la máxima seguridad contra  cortes de energía eléctrica, incendios, catástrofes naturales y ciberataques. Según datos de Uptime Institute, las fallas de energía representaron el 36% de las interrupciones de servicio público más grandes a nivel mundial desde enero de 2016.

En Chile la compañía Entel,  posee el primer Data Center, con Certificación Tier IV, en diseño y construcción; que el término de este año, también lo  estará en operación. Esto permite que toda la capacidad de racks de misión crítica opere con los más altos estándares certificables de fiabilidad y resiliencia. El data center cuenta además con equipamiento de enfriamiento adiabático, lo que permite un mínimo consumo de agua y posibilidad permanente de realizar free-cooling a la sala TI aumentando la eficiencia de desempeño del site (con PUE < 1,35).  Siendo por otra parte, un data center sustentable, podrá disminuir en un 35% su huella de carbono mientras opera los sistemas.

Uptime Institute, institución de reconocimiento mundial en la creación y administración de los Estándares de Data Center, presenta en forma exclusiva los niveles de certificación Tier. Por Tier nos referimos a las diferentes topologías que permiten clasificar la fiabilidad, resiliencia y disponibilidad de un Data Center de una manera estándar y reconocida mundialmente en la industria.

Niveles de clasificación de los Data Center por UPTIME.

Son cuatro los niveles de clasificación de UPTIME, en los cuales Entel se encuentra certificado en  Tier III y Tier IV, los niveles más altos en diseño, construcción y operación. Presentamos los niveles, tomando como referencia la documentación oficial de UPTIME.

Tier I y II: centro de datos con infraestructura básica y redundante

Es la mínima infraestructura que debe estar presente en un centro de datos. Sin embargo está sujeto a interrupciones por actividades previstas o imprevistas, por lo cual el data center debe cerrar como mínimo una vez al año, para realizar trabajos de mantenimiento preventivo y/o reparación. Los errores humanos de operación pueden causar la interrupción del centro de datos. Posee 12 horas de almacenamiento de combustible para producir energía en el sitio. En tanto, el Tier II posee todos los elementos y sistemas de su precedente, pero además posee elementos redundantes, que aumentan la disponibilidad, comúnmente en los sistemas de respaldo de energía.

Tier III: centro de datos concurrentemente mantenible

Se puede realizar mantenimiento planificado, a todos y cada uno de los elementos de la infraestructura y de las redes de distribución, para trabajar con seguridad en los equipos y sistemas, sin afectar el entorno TI. Durante las actividades de mantenimiento, el riesgo de interrupción está presente por definición de UPTIME. No es exigible a los sistemas de refrigeración una alimentación continua de energía eléctrica, mediante sistemas ininterrumpidos como UPS.

No obstante, Entel posee Data Centers con esta certificación que si poseen una doble rama de alimentación eléctrica estando siempre las dos presentes y activas, superando el estándar de Uptime. De esta forma no existe riesgo de interrupción, por lo que se asegura la disponibilidad total de energía eléctrica.

Tier IV:  posee una infraestructura del sitio tolerante a fallas

Por defecto, posee todas las características de un Tier III, pero a diferencia de este último y de los TIER de niveles más bajos, para un TIER IV una falla de cualquier elemento o sistema, no afectará la infraestructura, ya que toda falla potencial puede ser detectada, aislada y contenida.

Por tanto, el Data Center de Entel es capaz de detectar, contener y aislar una falla  automáticamente, sin depender de operadores en los sistemas de clima y energía. Para esto, cuenta con rutas de energía independientes dentro de las instalaciones del edificio y refrigeración continua, alimentadas permanentemente con sistemas de respaldo, el diseño y la construcción ,además,  del edificio está concebida para una topología TIER IV, de modo de tener siempre disponibilidad de todos los elementos de infraestructura y aislarlos físicamente en caso de ser necesario. El centro de datos, también proporciona servidores web, los cuales utilizan conexiones de alta velocidad, así como las últimas prestaciones en lo relacionado con la seguridad y la conectividad.

En relación con las innovaciones, Julián San Martín, vicepresidente Mercado Corporaciones de Entel dio detalles: “nos enorgullece inaugurar el primer Data Center en Chile con Certificado Tier IV para entregar el más alto estándar de confiabilidad a nuestros clientes, sin poner en riesgo la continuidad de sus servicios. Seguimos trabajando para entregar más y mejores servicios, para así continuar apoyándolos en su camino hacia la digitalización.

Hoy, el Data Center es una alternativa segura y sustentable de alojamiento, el aliado perfecto para que las empresas evolucionen hacia la nube.

Es esencial tener presente que la responsabilidad total de la disponibilidad de los datos está en manos de las empresas, quienes son sus propietarios y no en el proveedor de servicios nube.