x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Mayo 22, 2019

Proptech: el futuro de la industria inmobiliaria

Nuevas tecnologías buscan cambiar el rubro a través de una gestión inteligente, y mejoras en la experiencia de los clientes.

La industria inmobiliaria, a pesar de que se considera tradicional, se transformará en la “Cuarta Revolución Industrial” con la incorporación de las Proptech. Estas se definen como “empresas que utilizan tecnología para mejorar o reinventar los servicios de los que depende el sector inmobiliario”, según LendInvest, plataforma de inversión y préstamo de propiedad.

Entre 2015 y 2018, en Estados Unidos se han invertido más de $18.6 mil millones de dólares en tecnología de propiedades inmobiliarias, y más del 25% de eso se produjo sólo en el cuarto trimestre del año pasado, según un informe de la agencia de tecnología inmobiliaria ReTech, lo que indica que seguirá en aumento esta tendencia.

Áreas de aplicación

La Escuela de Negocios de la Universidad de Oxford, sugiere que hay tres subsectores globales de PropTech:

1. FinTech inmobiliario:

Las plataformas de bienes raíces son mercados digitales donde los compradores y vendedores pueden interactuar, facilitando las transacciones inmobiliarias. Esto se posibilita gracias al uso de big data que reduce los riesgos en toda la industria. Muchas plataformas que actualmente se encuentran en internet son sitios web simples, en los que la propiedad se ofrece en una especie de “ventana digital”.  Sin embargo, al usar análisis de datos estos pueden igualar la oferta y la demanda de forma automática, esto hace que el mercado de inversores inmobiliarios sea más transparente y puede aumentar la liquidez de los bienes raíces a través de menores costos de transacción.

2. Economía compartida:

La tendencia a una mayor flexibilidad de la economía es un incentivo para las plataformas de arriendo con el concepto de “espacio como servicio”. Internet, Big Data, y análisis de datos, están reduciendo los costos de transacción al hacer coincidir el arrendatario con el propietario, lo que permite el crecimiento de este modelo de negocios.

3. Inmobiliaria inteligente:

La continua digitalización de la gestión administrativa reducirá los costos de transacción a través de un proceso eficiente. La gran cantidad de actores involucrados significa que los procesos actuales a menudo son complejos. Blockchain , ofrece una solución, donde el proceso tiene lugar digitalmente, incluida la firma de todos los documentos relacionados, como las condiciones generales y la guía para residentes también se envían digitalmente. Antes, el personal solía imprimir el contrato de arriendo, enviarlo, volver a escanear, después firmarlo y enviarlo nuevamente. Era normal dedicar mucho tiempo a tareas administrativas. Se estima que esto ahorra tres horas diarias.

Proptech con marca chilena

Según datos de América Economía, Chile cuenta con 25 PropTech en el mercado, donde el 53% de estas compañías están enfocadas al sector inmobiliario comercial, un 45% al residencial y un 2% al retail. Las tecnologías que se están implementando actualmente tienen un impacto en la industria de la propiedad, así como en la forma de trabajar de los empleados inmobiliarios.

Un ejemplo chileno es OpenCasa, plataforma digital donde empresas inmobiliarias y personas pueden vender sus propiedades. Gracias al uso de inteligencia artificial (IA) pueden hacer los procesos de compra más expeditos, al verificar identidad a través de perfiles biométricos y conductuales.

“Somos los primeros en Chile en firmar promesas de compraventa y contratos de arriendo con biometría, para evitar el paso por una notaría. Esto, además de tener un costo considerable, requiere de muchas horas de tiempo, y con IA somos capaces de realizar una tasación en minutos por cualquier departamento en Santiago”, señala Álvaro Chávez, cofundador de Opencasa.

Junto con Opencasa, opera Renty, plataforma orientada a los administradores de propiedades, para que estos se dediquen a vender y ahorren tiempo en gestión y trámites operacionales. Por medio de bots automatizados, logran gestionar instantáneamente.  

“Es una forma de incorporar tecnología, subir a la era digital a los agentes de bienes raíces de manera simple. Este tipo de soluciones es lo que buscan los clientes, que con el uso de tecnología puedan solucionar sus necesidades”, indica Chávez.

Por otro lado, las nuevas generaciones están exigiendo mejoras en la experiencia del cliente, en todo el proceso de compra de bienes y servicios. Lo que impacta directamente en lo que se espera de una inmobiliaria o de un administrador.

“Los millennials son clientes muy exigentes en cuanto a cómo la tecnología los ayuda en su día a día, en que todo sea más simple, rápido y transparente. Por ejemplo, en arriendo buscan cosas “tan simples” como pagar al arriendo online, lo que hoy en día es muy difícil de poder hacer y es ahí donde nos preguntamos, ¿cómo hacemos más simple arrendar?”, comenta Álvaro.

Proyecciones a futuro

A esta evolución de la industria inmobiliaria se están sumando cada vez más empresas, que ven una oportunidad de destacar sobre su competencia y aumentar sus ingresos.

“Por el tamaño de la industria inmobiliaria, que vale trillones de dólares y es, por lejos, la industria de activos más grande que existe, va a generar tremendas oportunidades para aquellos que se suban a la transformación digital  y sepan utilizar la tecnología como un aliado para crear nuevas y mejores oportunidades económicas”, finaliza Álvaro Chávez, de Opencasa.