x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar

Marzo 26, 2019

Electromovilidad en empresas chilenas, una tendencia en alza

En 2035, el 40% de los vehículos serán eléctricos y en 2040, la totalidad del transporte público, indica Alberto Escobar, secretario general de AMECH.

Desde 2018, Chile es anfitrión del campeonato internacional de automóviles eléctricos llamado la “Fórmula E”. Este año el encuentro auspiciado por Entel, contó con una asistencia de 21.640 de personas que disfrutaron un show en vivo, que representa el presente y el futuro del uso de la energía eléctrica, en nuevas formas de electromovilidad.

“Se proyecta que al 2035, en Chile, el 40% de los vehículos van a ser eléctricos, mientras que al 2040, el 100% del transporte público utilizará esta tecnología. Cada año el precio de los automóviles eléctricos está bajando y el valor de las baterías está reduciéndose a una tasa de 8% anual. En diez años o antes, la diferencia en el precio entre un auto de este tipo y uno convencional va a ser muy baja”, señala Alberto Escobar, gerente de Movilidad de Automóvil Club de Chile y secretario general de la Agrupación de Movilidad Eléctrica de Chile (AMECH).

El concepto de electromovilidad se refiere a la forma que se transportan las personas y la carga con tecnologías basadas en la electricidad, concretándose en automóviles, buses, bicicletas, camiones y otros medios de transporte, según la Agencia Chilena de Eficiencia Energética (AChEE).

En nuestro país, un tercio del consumo energético corresponde a transporte y de este consumo el 98% proviene del petróleo, al mismo tiempo este sector es responsable de más de un 22% del total de emisiones de gases de efecto invernadero, señala informe del Ministerio de Energía. A raíz de esta problemática el gobierno anunció una “Estrategia Nacional de Movilidad”, que abarca:

  • Aspectos Regulatorios.
  • Estándares y normativa.
  • Transporte Público como motor de desarrollo.
  • Fomento en I+D y formación de capital humano especializado.
  • Transferencia de conocimiento y entrega de información.

En esta línea, Corfo incorporará la electromovilidad en un programa estratégico de especialización inteligente, que apoyará el acceso a financiamiento blando para empresas que usen vehículos eléctricos en sus flotas, también la innovación y emprendimiento que éstas realicen.

Es muy valorable que exista una cercanía y un compromiso respecto a este tema del Gobierno y también de muchas empresas, quienes han mostrado un alto interés por acelerar la llegada de esta revolución tecnológica”, destaca Escobar.

Las empresas en diferentes industrias ya han iniciado el camino hacia una gestión más eficiente de sus flotas y la inclusión de tecnología e innovaciones más amigable en sus operaciones.

Avances en el sector minero

Codelco está desarrollando un plan piloto para incorporar una flota de vehículos eléctricos que transporte de sus trabajadores hasta las faenas mineras. En esta primera fase cuentan con 6 automóviles bajo un sistema de monitoreo que les está permitiendo reunir información sobre kilómetros recorridos, eventos de carga, energía consumida y rendimiento.

En una segunda etapa del proyecto van a incorporar buses de transporte de trabajadores y al menos dos vehículos de producción en mina subterránea. “Más que los kilómetros recorridos, lo que importa es el nivel de autonomía para mantener una operación constante”, indica Verónica Martínez, investigadora ejecutiva de Codelco, para el portal Electroindustria.

“El avance hacia la electromovilidad impone desafíos y cambios en la manera que las empresas y personas se comportan. Muchas organizaciones han apostado por aumentar la eficiencia energética en sus operaciones y reducir las emisiones de C02, y bajo ese contexto, la movilidad eléctrica ha emergido como una gran alternativa”, destaca Alberto Escobar, secretario general de AMECH.

Primeros pasos de agricultura eléctrica  

En Chile, el mercado de los tractores eléctricos es prácticamente inexistente. Sin embargo, estos ya se encuentran disponibles en ferias agrícolas internacionales, posibilitando desarrollar la movilidad eléctrica en este sector de la economía.

Gracias a las modernas tecnologías de almacenamiento y cambios de batería, los tractores y cargadores eléctricos logran el mismo rendimiento de los vehículos diesel. Modelos como el 1160 eHoftrac de Weidemann, no necesitan una unidad de carga externa y la máquina se puede cargar desde cualquier enchufe con 230 voltios. Una carga es suficiente para un trabajo de dos a cinco horas, dependiendo de las condiciones de trabajo, según los expositores de “Energy Decentral” la mayor feria de agricultura europea de energía renovable  y tecnologías.

El siguiente paso es alinear los vehículos agrícolas a la producción de electricidad propia de los campos, tema que ya está en desarrollo en Chile con iniciativas de energía fotovoltaje y bioenergía.

La electromovilidad también en maquinaria industrial

También hay soluciones de electromovilidad disponibles para manejo de materiales. Ya están a la venta en empresas de logística y almacenaje montacargas y transpaletas con motores eléctricos de alto rendimiento de hasta tres toneladas y sistemas de frenado de bajo mantenimiento.

Los apiladores eléctricos, dependiendo del modelo, podrán usar baterías de iones de litio, sobre todo los de mediana y alta intensidad. Estos avances dan como resultado un mayor ahorro energético, sostenibilidad y eficiencia. Además, gracias al uso de engranajes permiten minimizar los ruidos y maximizar el rendimiento. 

Autos compartidos y distribución cero emisiones

Los vehículos compartidos y camiones eléctricos ya funcionan en países como España y Alemania reduciendo las emisiones de contaminantes y el tráfico en las calles. El desafío es llevar esta tecnología a la realidad chilena. Empresas como MuvSmart y Volkswagen llevan la delantera   iniciando sus primeros prototipos:

  1. E-carsharing: impulsado por Engie Factory, MuvSmart es una empresa cero emisiones de C02 que arrienda autos compartidos eléctricos con 400 km de autonomía para trabajadores de empresas y para realizar despachos pequeños. “Hoy ocupamos una App que nos deja gestionar y reservar horarios. La idea es llevar el carsharing (auto compartido, en español) a las grandes empresas y lograr 50.000 traslados anuales”, señala Rodrigo Salvatierra, cofundador de MuvSmart.
  2. E-Delivery: camiones Volkswagen junto con la empresa de transportes Cavallieri están impulsando el e-Delivery en el sector de la distribución. “Estamos trabajando para contar con toda la información, infraestructura y pilotos necesarios para integrar este innovador modelo de camiones eléctricos en el mercado nacional. Ahora, recibimos a técnicos de fábrica que vinieron a conversar y analizar la realidad de nuestro país”, comenta Julio Torres, gerente de Volkswagen Camiones para NG logística.

La electromovilidad permite a las empresas reducir sus emisiones de C02, ¿te sumas al desafío?