x

Para completar la descarga, llena los siguientes datos

Acepto recibir noticias y novedades de la Comunidad Empresas

Descargar ahora

Tu descarga ha sido exitosa.
¡Disfruta tu Ebook!

¡Ups! Creo que hubo un error al momento de descargar tu Ebook.

x

Ingresa tus datos para descargar el material

Descargar
¿Cómo preparar tu empresa para un futuro más inteligente?

¿Cómo preparar tu empresa para un futuro más inteligente?

4,203

Hoy, las empresas se enfrentan a la inteligencia artificial, el aprendizaje automatizado y la robótica que avanza a gran velocidad industrializando las tareas más rutinarias.

La pandemia no sólo trajo importantes cambios en el mundo, las empresas se vieron igual de afectadas en la forma de comunicarse, relacionarse y vender a los consumidores. Además, el confinamiento aceleró el mercado online y la industrialización, un avance vertiginoso de la tecnología que motiva a las empresas a caminar hacia un futuro más inteligente. No es opción quedarse atrás. 

En ese contexto, en Chile sólo el 12,2% de las empresas desarrolla innovaciones tecnológicas, según detallan en un informe del  Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, contra el 35% del resto de los países OCDE. Es por eso que la innovación se convirtió en necesidad, más en los tiempos de pandemia que vivimos hoy, y es cuestión de cada organización encontrar el tipo de innovación empresarial que se ajuste a su concepto.

La última encuesta de innovación realizada por el INE estima que el 80% de las empresas que declaran innovar, son más bien adaptaciones tecnológicas, como la transformación digital  en el marco de la mejora continua, e incluso las actividades de I+D son consideradas como innovación, no obstante, ¿cuántas empresas verdaderamente, han incorporado procesos de innovación efectivos?

El teórico Michael Porter, conocido por la Teoría de las cinco fuerzas que dan fuerza a la estrategia de cualquier organización, fue el primero en advertir que la innovación no sólo era una cuestión ligada a la creatividad, sino que la situó como uno de los elementos esenciales para la competitividad sobre todo en el momento histórico que vivimos, según detallan en un artículo de Obs Business School.

 

Aprende las últimas tendencias en conectividad para empresas 

¿Está tu empresa lista para un futuro más inteligente?

Andy Stalman, experto en branding, en una entrevista concedida al portal TreceBits, detalla que las empresas deberían integrar a sus estrategias de negocio la nueva realidad: “lo primero que una marca debería tener en cuenta es que ignorar lo que ha pasado y pretender volver a ser la misma marca que era antes del COVID es imposible. La pandemia nos ha cambiado como consumidores en muchos aspectos: social, higiénica, económica y emocionalmente”.

Asimismo, el especialista advierte que, “todos estos cambios tienen que estar contemplados por una marca que de verdad desee acompañar a sus clientes y no sólo ser un suministro de productos y servicios. Las personas se están convirtiendo más en usuarios que en consumidores. Y aquello que ofrecen las marcas relevantes a los usuarios, excede en muchos casos las expectativas que de ellas se tenía. La confianza del consumidor ha sido destruida casi por completo”. 

“Ofrecer una mejora a la vida de las personas (consumidores, clientes, usuarios, creyentes) se conecta también con anticiparse a sus futuras demandas, sueños y necesidades. Pero si las marcas se anticipan al deseo futuro del consumidor, en realidad están haciendo una construcción de ese deseo, antes que el mismo exista”, finaliza el especialista en branding.

Por otro lado, las formas de trabajo también cambiaron para siempre. Mientras algunas empresas intentan mantener el ritmo a pesar de las constantes interrupciones que preocupan al mundo, otras están aprovechando este tiempo para crear nuevos modelos de trabajo flexibles y cultivar una fuerza de trabajo empoderada para adaptarse a las condiciones cambiantes e innovar rápidamente.

A pesar de que todo hasta el momento es incierto, un nuevo estudio realizado por Oxford Analytica y Coleman Parkes, con el apoyo de Citrix, expuesto en el portal de TecnoPymes, esclarece algunas cuestiones sobre cómo serán los modelos, los entornos y las fuerzas de trabajo en el 2035 y qué influencia tendrá la tecnología en su desarrollo.

Los robots no reemplazarán a los humanos, sino que nos harán más inteligentes y eficientes. De los 500 ejecutivos C-suite y los 1.000 empleados de cinco países que fueron encuestados, tres cuartos creen que, en 15 años, la inteligencia artificial (IA) acelerará significativamente el proceso de toma de decisiones y hará que los trabajadores sean más productivos.

Se crearán nuevos puestos de trabajo, es decir, surgirán nuevos puestos para apoyar el funcionamiento de un espacio de trabajo impulsado por la tecnología y los cambios en la relación entre humanos y máquinas, como, por ejemplo:

  • Entrenador de robot/Inteligencia Artificial (IA)
  • Gerente de realidad virtual
  • Experto en ciencia de datos avanzados
  • Gestor de la privacidad y de la confianza
  • Diseñador

El trabajo será más flexible. En esta línea, explican en el estudio expuesto en el portal informativo que, la tecnología facilita un acceso fluido a las herramientas e información que las personas necesitan para colaborar y hacer su trabajo donde sea que se encuentren impulsando los modelos de trabajo flexibles que el futuro del trabajo necesita.

  • El 67% de los profesionales (ejecutivos y empleados) creen que un modelo de “plataforma” que genere valor al facilitar el intercambio entre grupos o individuos mediante la tecnología digital, dominará el trabajo en el futuro.
  • El 60% de los trabajadores cree que habrá pocos empleados fijos en 2035.
  • El 80% de los ejecutivos creen que las plataformas de tecnología brindarán un acceso instantáneo a talentos altamente especializados y convocados bajo demanda para potenciar las organizaciones futuras y adaptarse a los cambios repentinos del negocio y las necesidades de los consumidores.
  • El 39% de los ejecutivos creen que, en 2035, la mayoría de los especialistas más destacados serán trabajadores independientes bajo demanda.

El liderazgo será diferente. En este caso, más de la mitad de los encuestados (57%) creen que la Inteligencia Artificial tomará la mayoría de las decisiones de negocio y es posible que elimine la necesidad de contar con equipos senior de gestión.

  • El 75% cree que la mayoría de las organizaciones tendrán un departamento central de Inteligencia Artificial que supervisará todas las áreas de la empresa.
  • El 69% cree que el CEO trabajará codo a codo con una máquina que tendrá el puesto de Directora de Inteligencia Artificial (CAI).

La productividad recibirá un fuerte impulso. La tecnología estará estrechamente integrada en las personas, impulsará grandes cambios en la productividad dado que los empleados recibirán el apoyo de soluciones que les permitirán hacer su mejor trabajo. En ese caso, los asistentes digitales utilizarán los datos personales y del lugar de trabajo para ayudar a los empleados a priorizar las tareas y el tiempo, y a preservar su bienestar físico y mental.

Por ejemplo, estos asistentes aumentados tendrán funciones como agendar reuniones en el horario que se obtienen mejores resultados, según factores que abarcan desde los niveles de azúcar en sangre de los participantes hasta cómo se sienten en diferentes momentos del día. Y mientras transcurren las reuniones, controlarán los niveles de concentración y las actitudes y harán los ajustes necesarios para obtener los mejores resultados.

Más de la mitad de los profesionales encuestados (51%) creen que la tecnología hará que los trabajadores, por lo menos, dupliquen su productividad para 2035.

El compromiso de los empleados mejorará, dado que la tecnología y la IA se ocuparán de las tareas rutinarias que demandan mucho tiempo. El trabajo se volverá más estratégico y los empleados estarán más comprometidos.

  • El 83% de los profesionales creen que, para el 2035, la tecnología automatizará las tareas de menor valor y liberará a los empleados para que hagan el trabajo importante que quieren y les pagan por hacer.
  • El 79% dice que será un factor significativo para desarrollar las capacidades de los trabajadores humanos y crear nuevas oportunidades para el desarrollo personal y profesional.

La innovación y el crecimiento se potenciarán. Las organizaciones invertirán más en tecnología e IA que en capital humano. Esto permitirá que la innovación y los nuevos flujos de ingresos alcancen niveles nunca vistos, y potenciará el crecimiento sostenible, en particular entre las pequeñas empresas.

  • El 90% de los ejecutivos creen que, en el 2035, la inversión en tecnología de IA será lo que más impulse el crecimiento de su organización.
  • El 72% de los profesionales creen que, para el 2030, la IA generará más ingresos para su organización que los trabajadores humanos.
  • El 63% de los profesionales creen que la tecnología nivelará el campo de juego y otorgará una ventaja a las pequeñas empresas.

Por último, luego de entender el impacto de las cifras mencionadas anteriormente, a causa de la pandemia, las empresas se vieron obligadas a reinventar la forma de hacer las cosas y, durante los próximos 15 años, se enfrentarán a más desafíos e interrupciones que nunca. Pero en el caos se encuentran oportunidades. Las compañías que lo saben utilizarán esta crisis para comenzar a planificar la “siguiente normalidad”. No sólo buscan volver a donde estaban, sino adoptar los nuevos modelos y fuerzas de trabajo para impulsar su negocio, detallan en el estudio.

Innovaciones tecnológicas empresariales

Sin mirar a un escenario muy lejano, encontramos ya en el mercado nuevas tecnologías que cambiarán o incluso ya han cambiado el mundo tal y como lo conocemos mostrándonos que un futuro más inteligente es posible y estamos cerca de encontrar nuevas aplicaciones. Revísalas:

  • 5G: se trata de la nueva conexión mundial de alta velocidad que nos permitirá estar conectados en cualquier sitio. El 5G revolucionará el mundo dentro de muy poco: cirugía remota, retransmisiones sin demora, uso de la nube, coches autónomos, etc.
  •  Internet Of Things (IoT): el internet de las cosas ya está aquí y ha llegado para quedarse. Todo empieza a estar conectado, lo que supone un ahorro de tiempo increíble, siendo este nuestro bien más preciado.
  • Big Data: la información es poder y el Big Data nos la proporciona. Hacer un buen uso de esta para mejorar nuestra vida es sin duda un gran reto, quién pueda dominar la transformación de estos datos en conocimiento sin duda obtendrá una gran recompensa.
  • IA: la inteligencia artificial sustituirá a los humanos en las tareas repetitivas, lo que nos dará más tiempo para hacer lo que la IA no puede hacer al cien por ciento aún: pensar como un humano. Arruinará algunos puestos de trabajo, pero también abrirá nuevos mercados.
  • Nanotecnología y robótica: directamente relacionado con la IA y el 5G tenemos la robótica y la nanotecnología. Los robots estarán en todos lados, formarán parte de nuestro día a día, al igual que la nanotecnología, que tendrá aplicaciones que aún ni imaginamos.

Para finalizar, destacamos que después de todo lo que hemos explicado en este artículo parece más que evidente la importancia de invertir en innovación, ya que si quieres dirigir a tu empresa por el camino del éxito, no cabe duda que apostar por la tecnología es caminar hacia un futuro más inteligente.

New call-to-action
 

Suscríbete y recibe las tendencias en tu e-mail

x